COLOCACIÓN DE MURETES

• Este producto se coloca como revestimiento de muros sobre revoque grueso o fino.

• En caso de colocarse sobre muro pintado o cerámico, picar la pared para que el adhesivo premezclado actúe correctamente.

• Utilizar pegamentos de cerámicos de primera calidad preferentemente de adhesión química (adhesivos para porcelanato).

• Afirmar y nivelar cada pieza dejando una distancia uniforme de 2 mm (juntas) entre cada fila y entre cada pieza entre sí, utilizando separadores. Esto beneficiará la estética del conjunto y la individualidad de cada pieza.

• Se recomienda iniciar la colocación desde la parte inferior de la pared respetando el siguiente ordenamiento de los distintos anchos: 10, 3, 7, 5, 10, 3, 7, 5, manteniendo siempre el mismo orden.

• Las separaciones horizontales deben respetar la línea iniciada, mientras que las juntas verticales deben ser alternadas, aleatorias y no coincidentes.

• Dejar fraguar al menos 24 horas y luego proceder a realizar la limpieza final de la superficie con una solución compuesta por 1 parte de ácido muriático y 10 partes de agua. Pasar la solución, cepíllar los restos de obra, dejar actuar 20 minutos y luego enjuagar con abundante agua limpia.

• Aconsejamos no tomar juntas porque el procedimiento es dificultoso y si no se realiza con suficiente pericia puede disminuir el valor estético del muro empedrado.

• Si luego de terminado todo el proceso se quisiera realzar más el color del pórfido, pueden colocarse impermeabilizantes especiales para piedras a base de siliconas, asegurandose que sean mate y no le agreguen a la piedra un brillo que modifique su aspecto natural.